Embarazos más largos y bebés más grandes: beneficios de los Omega-3 del aceite de pescado

Según un nuevo ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado, el consumo de aceite de pescado (rico en Omega-3) durante el tercer trimestre del embarazo podría prolongar la gestación y aumentar el peso de nacimiento de los bebés.

Los datos publicados en The Journal of Nutrition indicaron que la suplementación con ácido eicosapentaenoico (EPA, C20:5 n-3) y ácido docosahexaenoico (DHA, C22:6 n-3) marino en una dosis de 2,4 gramos diarios durante el tercer trimestre llevó a una prolongación media del embarazo de dos días.

Además, los científicos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), la Universidad de Gotemburgo (Suecia) y el Instituto de Salud Pública de Noruega informaron de que la suplementación con Omega-3 se relacionaba con un peso al nacer 97 gramos mayor en los bebés.

“En este RCT hemos confirmado los resultados previos que demostraban que la suplementación con aceite de pescado durante el embarazo conduce a la prolongación del embarazo y el aumento del peso al nacer”, escribieron.

“Además, demostramos un tamaño significativamente mayor para la edad gestacional en el grupo suplementado con ácidos grasos Omega-3 de cadena larga. Esto sugiere que el aumento del peso al nacer no se explica únicamente con la duración prolongada del embarazo, sino que también es la consecuencia del crecimiento intrauterino aumentado. Por lo que sabemos, esto no se había demostrado anteriormente”.

Beneficios para la salud y ahorro en los costes sanitarios

El estudio se suma a un creciente cuerpo científico que respalda los beneficios de la suplementación con Omega-3 durante el embarazo y para la salud y desarrollo de los bebés.

Los datos del Estudio de Resultados de DHA de la Universidad de Kansas (KUDOS) indicaron que la suplementación con DHA (600 mg diarios) durante los últimos dos trimestres del embarazo condujeron a reducciones significativas del parto prematuro.

“Con los casi 4 millones de nacimientos anuales en los Estados Unidos el ahorro en costes sanitarios se calcula que sería de casi 6 millones de dólares”, informaron los investigadores del estudio.

Detalles del estudio

Los investigadores reclutaron a 736 mujeres entre las semanas 22 y 26 del embarazo para que participaran en un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado. Fueron aleatoriamente asignadas para tomar suplementos que contenían 4 gramos de aceite de pesado al día que proporcionaban 2,4 gramos de omega-3 (55% EPA y 37% DHA) o un suplemento de control (aceite de oliva) hasta una semana después del parto.

Los resultados demostraron que, además del aumento de la duración del embarazo y el peso al nacer, los investigadores también registraron un aumento de la edad gestacional.

“La suplementación con aceite de pescado durante el tercer trimestre del embarazo condujo a la prolongación de la gestación y un mayor peso al nacer”, escribieron los investigadores.

“El aumento del peso al nacer fue debido a un aumento de la duración del embarazo y, probablemente, del crecimiento intrauterino aumentado, porque descubrimos un aumento del tamaño para la edad gestacional”.

“Los futuros estudios deberían centrarse en las relaciones de dosis y respuesta de la suplementación con aceite de pescado como aporte de omega-3, así como en su potencial general para mejorar la salud fetal e infantil”.

Referencias

Vinding RK, Stokholm J, Sevelsted A, Chawes BL, Bønnelykke K, Barman M, Jacobsson B, Bisgaard H. Fish Oil Supplementation in Pregnancy Increases Gestational Age, Size for Gestational Age, and Birth Weight in Infants: A Randomized Controlled Trial. J Nutr. 2018 Nov 9. doi: 10.1093/jn/nxy204.

Comments are closed.