Los beneficios del jamón ibérico

Las fechas festivas siempre van acompañadas de platillos particulares y deliciosos, este es el caso del jamón ibérico. Un alimento que gana protagonismo durante las fiestas navideñas, y que posee un sabor inigualable que deleita tanto a los niños como a adultos.

Por ser un alimento de exquisito sabor es importante reconocer que este se realiza a través de un complejo proceso que inicia en la cría del cerdo; este tiene inicio justamente en el mes de enero, cuando los cerdos son criados en libertad y con una buena alimentación.

Esta alimentación esta centrada en las bellotas, especialmente porque por su contenido nutricional estas aportan un detalle especial al sabor de la carne; este proceso se inicia en los meses de otro, periodo en el que de igual forma se incrementa el contenido proteico de la carne.

En este sentido se tiene que la carne del jamón ibérico es una de las más nutritivas que se puedan consumir durante las fiestas decembrinas, esto aporta grandes beneficios para la salud desde el punto de vista nutricional.

Entre los principales beneficios del jamón ibérico destaca su aporte nutricional, este contiene una gran cantidad de aminoácidos y por 100 gramos de este alimento son aproximadamente 30 gramos de proteínas.

Además este delicioso alimento también contiene altos niveles de vitamina B1, B2, B3 y B6; así también posee zinc, calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio, convirtiéndose de esta forma en un alimento altamente nutritivo al igual que rico en su sabor.

Este alto contenido vitamínico y proteínico permite que también al consumir este platillo uno de los beneficios del jamón ibérico sea el de combatir enfermedades de tipo degenerativo. Este es el caso de la osteoporosis por ejemplo.

También permite prevenir y regular los trastornos mentales, esto se debe a su alto contenido en vitamina B1, un componente importante que regula los impulsos y los procesos neuronales logrando combatir de forma exitosa el estrés así como la depresión.

Otros beneficios se relacionan con la reducción del colesterol malo así como la prevención de enfermedades cardiovasculares; esto quiere decir que el jamón ibérico es un alimento ideal incluso para personas que están bajo un estricto régimen alimenticio.

En estas próximas festividades preocuparse por la salud, el peso o las dietas no será un problema al consumir el tan delicioso jamón que protagoniza la cena tanto de la noche de Navidad como en la reunión familiar de año nuevo.

Comments are closed.