Cuando se debe cambiar la correa de distribucion

El cambio de la correa de distribución es un mantenimiento básico que debes tener en cuenta en cualquier vehículo. Si deseas comprar los repuestos de segunda con la mejor calidad te invito a visitar despiecesde, porque allí encontrarás lo que buscas comprando directamente online.

Sin embargo, cambiar la correa de distribución en los momentos adecuados será fundamental para evitar daños al motor. Por esto, hoy hablaremos de los puntos básicos que deberías tener en cuenta para hacer el cambio adecuado de la correa de distribución.

Momentos para cambiar la correa de distribución

Siempre será importante que cambies la correa de distribución cuando sea necesario para evitar cualquier accidente. Los puntos básicos a considerar para hacer el cambio serán los siguientes:

Fugas del motor

Las fugas son bastante comunes después de unos años de uso del motor, porque las mangueras se van desgastando. Son comunes las fugas de aceite o de líquido refrigerante, por lo cual debes asegurarte de estar revisando periódicamente el motor.

Cuando detectes cualquier fuga, será indispensable que la repares de inmediato para evitar que cause daños. Debes revisar muy bien la correa, y en caso de que haya sido afectada por las fugas, será el momento de hacer el cambio de inmediato, para garantizar que no se rompa.

Vida útil

La vida útil del kit de distribución se mide en la cantidad de kilómetros recorridos desde que se ha hecho el último cambio. Este kilometraje será de 100.000 kilómetros según las recomendaciones de la gran mayoría de los fabricantes de coches.

Se debe evitar bajo todas las circunstancias conducir con una correa de distribución desgastada, porque esta podría romperse en funcionamiento. Esto causará averías irreparables al motor, por lo que no se aconseja bajo ningún motivo porque podrías romper por completo el motor de tu coche.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas de tensión se pueden producir por una reparación que no se hace adecuadamente cerca de la correa de distribución. Por este motivo, siempre es aconsejable llevar el coche a un taller especializado para hacer la mayoría de las reparaciones.

Si vas a hacer una reparación en casa, debes asegurarte de que no harás que la correa de distribución pierda su tensión. Esta es una de las piezas más delicadas que encuentras en el motor, y si se pierde la tensión no podrá ser recuperada bajo ninguna circunstancia. Esto causará que debas cambiarla de inmediato para conseguir el rendimiento óptimo.

Los comentarios están cerrados.