Como escoger los manteles de tu restaurante

Cuando tienes un restaurante es muy importante brindar a los comensales un servicio de primera calidad y este comenzará por tus manteles. Las mejores opciones las encuentras en la empresa resuntex, porque es una fábrica especializada que te dará siempre los resultados que estabas buscando.

Sin embargo, puede que aún no sepas cómo escoger los manteles correctos para tu restaurante. Por suerte para ti, en este post hablaremos de los puntos básicos en los que te debes fijar para tomar una decisión de compra completamente acertada de una forma rápida.

Consejos para escoger manteles

Los manteles son elementos que estarán en contacto constantemente con tus clientes, por este motivo, debes asegurarte de seguir estos consejos básicos para elegir de forma acertada:

Escoge bien las telas

Las telas son fundamentales, en especial porque la suavidad de los manteles determinará la comodidad que van a tener tus clientes. Los manteles deben ser lo más suaves posible para que se pueda brindar una gran experiencia mientras que disfrutan de sus alimentos.

Para ello, siempre será indispensable optar por manteles de algodón o de poliéster porque son materiales que son muy suaves. Además, son materiales altamente resistentes, lo que hará que puedas evitar estar cambiando los manteles regularmente, haciendo así que puedas ahorrar dinero.

Manteles del tamaño perfecto

Es fundamental que el tamaño de tus manteles se adapte por completo al tamaño de tus mesas para tener unos buenos resultados. Por este motivo, será indispensable que se elijan unos manteles que se adapten a la perfección a tus mesas y que no vayan a ser muy chicos o muy grandes.

Para ello, lo mejor es recurrir a una fábrica de manteles, que elabore los manteles que necesitas bajo medida. De esta forma, te podrás asegurar de que tendrán un ajuste perfecto, y evitarás cualquier tipo de inconveniente en la compra de los mismos.

Usa solo tonos claros

A la hora de comer, tus comensales necesitarán de un ambiente muy cómodo donde puedan tener siempre una buena experiencia. En todo caso, los tonos claros serán la mejor opción, puesto que así conseguirás los resultados deseados en tu hotel haciendo que tus clientes se sientan cómodos.

Colores que puedan perturbar el ambiente como los tonos encendidos o los diferentes tipos de colores rojos pueden ser una mala idea. Por este motivo, se recomienda evitar este tipo de colores para que puedas conseguir los resultados que estabas buscando.

Los comentarios están cerrados.