8 remedios naturales que pueden ayudarte a dormir

Antes de ir a toda prisa a la farmacia para comprar un medicamento para dormir, puedes probar uno de los siguientes remedios naturales para dormir. Muchos de estos no solo pueden ayudarte a conciliar el sueño y mejorar tu descanso, sino que también pueden promover la relajación muscular.

 

Si el sueño se ha hundido hasta el final de tu lista de “cosas por hacer”, no estás solo. Aunque los expertos recomiendan dormir de siete a nueve horas por noche, el promedio general en la población es de solo seis horas y 40 minutos. Poco ¿ verdad?

 

Antes de tirar la toalla y empezar a tomar fármacos, te sugerimos una serie de naturales para dormir. Estos productos naturales para dormir son más seguros y tienen menos efectos secundarios que los medicamentos. Muchos de estos no solo pueden ayudarte a quedarte dormido antes, sino que también pueden ayudan a relajar tus músculos.

 

Magnesio y calcio

El magnesio y el calcio son estimulantes del sueño, y cuando se toman en conjunto, se vuelven aún más efectivos. Además, al tomar magnesio, contribuye al buen funcionamiento de tu corazón. Toma de 200 miligramos de magnesio en combinación con 600 miligramos de calcio cada noche.

 

Lechuga silvestre

Si sufres de ansiedad, dolores de cabeza o dolores musculares o en las articulaciones, es probable que ya estés familiarizado con la lechuga silvestre. También es eficaz para calmar la inquietud y reducir la ansiedad, e incluso puede calmar el síndrome de piernas inquietas. Cuando uses un suplemento de lechuga silvestre, tome de 30 a 120 miligramos antes de acostarse.

 

Lúpulo

Los amantes de la cerveza sin duda estarán familiarizados con el efecto calmante del lúpulo, las flores femeninas de la planta utilizadas en la fabricación de cerveza. Para fines de mejorar sueño, este extracto ha sido ampliamente utilizado como un sedante suave para la ansiedad y el insomnio. Toma de 30 a 120 miligramos antes de irte a la cama.

 

Aromaterapia

Algunos aceites esenciales, como la lavanda, han demostrado ayudar a conciliar el sueño. También es una buena alternativa barata y no tóxica para disfrutar de un sueño tranquilo. Puedes echar unas pocas gotas de aceite esencial de lavanda  en tu almohada antes de acostarte.

 

Melatonina

La melatonina es la hormona que controla el sueño, por lo que no es de extrañar que naturalmente induce y favorece el sueño. Aunque algunos expertos recomiendan tomar dosis más altas, los estudios muestran que las dosis más bajas son también efectivas. Empieza con dosis de 0,3 a 0,5 miligramos antes de acostarse.

 

Yoga o meditación

Práctica ejercicios suaves de yoga o estiramiento. Unos estiramientos de yoga sencillos en la cama y luego una meditación simple son prácticas muy recomendables antes de acostarte. Cierre los ojos y, durante 5 a 10 minutos, presta atención a nada más que tu respiración.

 

L-Teanina

Este aminoácido proviene del té verde y no solo ayuda a mantener un estado de alerta tranquilo durante el día, sino también favorece un sueño más profundo durante la noche. Sin embargo, el té verde no contiene suficiente L-teanina para aumentar significativamente sus ciclos de REM. Es por eso que te recomendamos los extractos concentrados en L-teanina pura. Toma de 50 a 200 miligramos al acostarse.

 

Valeriana

La valeriana es uno de los remedios de sueño más comunes para el insomnio. Numerosos estudios han encontrado que la valeriana mejora el sueño profundo, acorta el tiempo que se tarda para quedarse dormido y la calidad general del sueño. Sin embargo, es más efectivo cuando se usa durante un período de tiempo más largo. La recomendación de dosis es de 200 a 800 miligramos antes de a

Comments are closed.